Aquellos que aspiran a iniciar o continuar sus estudios universitarios en Perú se encuentran con un problema que se ha hecho más común durante los últimos años. Se trata de las elevadas sumas en las matrículas de las instituciones de educación superior pertenecientes al sector privado, poniendo en una constante disyuntiva a los estudiantes.

Y es que en la nación peruana existen 140 universidades, entre las cuales 89 son privadas y solo 51 estatales. Esto provoca que la mayoría de la población que desea alcanzar competencias a nivel profesional se vea obligada a pagar matrículas muy costosas.

Por lo que 69% de los estudiantes eligen la educación privada.

Dimensiones de la problemática

Esto sucedería en el caso de los más privilegiados, pues muchos de los alumnos no logran culminar satisfactoriamente sus estudios o ni siquiera logran iniciarlos, puesto que, de cada cinco o seis aspirantes, solo uno logra entrar a una universidad pública.

Para tener una idea del punto que tratamos es necesario revisar algunas de las matrículas más caras del país.

La Universidad del Pacífico está catalogada como la universidad de mayor costo en Perú por el PRONABEC, pues su pensión promedio supera el ingreso por salario mínimo. Aunado a ello, cuenta con un sistema de ingreso de alta dificultad debido a sus limitados cupos, aspecto que genera una carga adicional en el alumno que desea conservar su ingreso durante toda la carrera.

Otro ejemplo lo encontramos en la Universidad de Piura. Es la segunda en la lista de PRONABEC. Ésta es la más costosa de la ciudad, por lo que, si alguien piensa estudiar en esta institución, debe saber que el precio de la pensión mínima es de 960 soles y máxima de 3.100 soles mensuales. La carrera de mayor costo es medicina humana, la cual se torna cada vez más difícil de costear a nivel nacional.